A todos los hombres

21:15:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Se que esta entrada traerá controversia. Está bien. La controversia conduce a la reflexión y eso siempre está bien. Lo que voy a escribir no es una verdad absoluta, porque las verdades absolutas no existen o si existen en cada uno de nosotros.
Es mi punto de vista, mi experiencia y mi verdad. No tiene porque ser la tuya porque probablemente habrás vivido otras experiencias. Y eso también está bien.
A todos los hombres, lo siento, os devuelvo el poder.
Me explico, la mujer ha estado reprimida durante tantos siglos que en algún momento tenía que estallar. Y cuando ha llegado el momento en el que socialmente han podido expresarse, se nos ha ido de las manos. Hemos querido demostrar que somos tan válidas o más que los hombres. Hemos querido abarcarlo todo. Ser madres, parejas, trabajadoras, bellas, listas, .... todo. Nos hemos auto impuesto una presión brutal para ser las mejores en todo y demostrar que somos las mejores malabaristas del circo que es la vida. ¿y que ha sucedido? Que hemos ido asumiendo todo el peso de todo, hemos cogido el poder, la responsabilidad, los triunfos y las derrotas, ya no sólo nuestras, sino de los hombres. Los hemos despojado de poder, de control y de opinión. Y estamos creando una generación de hombres deprimidos que encima nos obligamos a cuidar y cargar más trabajo a nuestras espaldas.
En mi familia hemos sido 3 generaciones de mujeres muy fuertes. De las que tiraban la casa y la familia para adelante, de las que brillaban tanto que eclipsaban al marido. Les hemos arrebatado el poder y poco a poco y sin quererlo, hemos anulado la figura masculina de la familia.
Ahora me toca a mi romper este patrón para que no se siga repitiendo. Así que le cedo el control que le pertoca a mi marido. Será duro. Por mi parte deshacerme del control absoluto. Por parte de mi marido por volver a aprender a tomar decisiones y recuperar ese rol masculino.
Quise demostrar a todas mis parejas que era muy válida.  Y se me fue de las manos. Siempre tenía que estar un peldaño más arriba para demostrar que podía con todo. Y no me daba cuenta que los estaba pisando.
A mi marido se lo he dado todo masticado. Y lo he anulado. Me he ocupado de todo. De la casa, del papeleo, de las facturas, de buscar trabajo, mandar currículos e incluso responderle mails. Hasta que ha llegado un punto que me he hecho tan autosuficiente que no lo necesito para nada. Y darme cuenta de eso me dio mucha pena. Porque lo quiero en mi vida pero tenerle en ella o no, no cambia nada a día de hoy. Es por eso que le devuelvo lo que es suyo. Su poder, su masculinidad. Estoy intentando equilibrar la balanza de nuevo. Volver a ser el Ying  y el Yang. El balance perfecto entre lo positivo y lo negativo. Entre el hombre y la mujer.
Nos empeñamos en ser mejores porque nos dejamos llevar por el ego. Buscamos reconocimiento. Quizá si el hombre hubiera reconocido el trabajo de la mujer no hubiéramos llegado hasta aquí. Balance. Todo se reduce al balance entre hombre y mujer. Nos necesitamos. En vez de pisarnos mutuamente para subir escalones ¿por qué no nos ayudamos y extendemos nuestra mano? Imaginate llegando a lo alto de la cima y ver que tu compañero de viaje esta a tu lado, brindando contigo porque lo habéis conseguido juntos. Cada uno con su propio poder que complementa al otro.
A todos los hombres, os devuelvo el poder que os he quitado.
A todas las mujeres, dejaros querer. Quitaros la mochila que os pesa tanto y delegar. No pasa nada. El mundo no se acabará.
A todas las parejas, respetaros,  comunicaros, estáis en esto juntos, no el uno contra el otro.


Un abrazo y mucho amor,
Anna, xo
P.D: Ya está aquí el primer ebook de recetas de Mamá con kilos de más!
Junto con un equipo de entrenadores personales de Reino Unido, hemos puesto a vuestra disposición una selección de nuestras mejores recetas. Porque comer sano no significa renunciar ni al sabor ni a la originalidad.

Si, como yo, estas harta de plancha y vapor sin ningún atractivo, entonces este libro es para ti.
Disponible en este enlace:

Se que esta entrada traerá controversia. Está bien. La controversia conduce a la reflexión y eso siempre está bien. Lo que voy a escribir n...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más