Desconecta para conectar

21:21:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Esta noche he soñado que me desmayaba y estaba una semana en coma por pensar tanto. Y mi madre me reñía porque decía que debía aflojar el ritmo.
No le he dado importancia hasta esta mañana, mientras paseaba con mi perra, estaba encerrada en mis ideas y pensamientos hasta que me he dado cuenta que mi perra no estaba a mi lado. Al girarme la he visto haciendo la croqueta en el césped disfrutando del sol. Entonces me he dado cuenta. Estaba tan pérdida en mi mente, en los proyectos, en el futuro, que no estaba disfrutando el momento.
He mirado a mi alrededor y me he dado cuenta de lo privilegiada que soy, y no lo aprecio lo suficiente. He decidido seguir el camino sin pensar (y eso me cuesta mucho!). Quería ver. Ver el ahora. El momento. El río,  los animales, la gente, los barcos, la gente con la que suelo cruzarme. Con cada persona que me cruzaba, nos mirábamos a los ojos, sonreíamos y nos dábamos los buenos días.  ¿por qué estamos perdiendo esto? ¿por que estamos tan centrados en nosotros mismos?
Estamos tan ocupados pensando en el mañana, en nuestro mañana,  que nos olvidamos de ver lo que está pasando en este instante.
A veces estoy con mi hijo pero mi mente está en ese email que tengo que mandar o en esa idea que me ronda la cabeza.
Debe haber un momento para todo.
Mirar al futuro no es malo, en absoluto,  es incluso importante! No obstante necesita un momento en el día,  no debe ser el centro del día.
Cuando miras el momento te das cuenta que no necesitas tanto para ser feliz. Somos privilegiados sólo  que la sociedad que hemos construido no nos deja verlo. El miedo que nos venden las noticias, el marketing que nos venden los anuncios que nos dice que para ser mejor necesitamos la última tecnología,  los programas donde se destrozan emocionalmente unos a otros hasta el punto que lo vemos como algo normal. Y después condenamos el "bulling" en las escuelas? ¿qué es lo que estamos transmitiendo a las generaciones que van creciendo?
Apaga la tele, desconecta el teléfono,  deja la mente en blanco y sal. Siente el sol en tu cara (aunque si estáis a 40 grados mejor poneros bajo un árbol y sentir la sombra jaja, mirar a vuestro alrededor, haced contacto visual con las personas, saludar con la cabeza, con un gesto o con un buenos días! Somos privilegiados y no lo vemos! Sólo tenemos una vida. ¿vas a desaprovecharla?
Comparte. Saluda. Mira. Escucha. Siente. Vive!
Desconecta para poder conectar.

Un abrazo,
Anna

Esta noche he soñado que me desmayaba y estaba una semana en coma por pensar tanto. Y mi madre me reñía porque decía que debía aflojar el r...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más