Dia de peso: semana 9

21:12:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

El lunes pasado escondí la bascula para no caer en la tentación de pesarme más de una vez por semana. Y la escondí tan bien que esta mañana no la encontraba! :-D

Pero esta semana era una prueba de fuego, un reto personal en toda regla. Como ya sabéis esta semana he estado sin apenas salir de casa porque mi hijo tenia la varicela (mañana ya vuelve a la guarderia! ¿Podéis oir como descorcho el cava? jaja es broma. Es un sol de niño! Pero ya toca volver a la normalidad, tanto para él como para mí!). Total que esto ha implicado comer a deshoras, no poder saler a caminar ni hacer ejercicio.

En contrapartida desengrané mi problema principal y di con la raíz a mis problemas de adicción (Puedes leer las dos entradas aquí: Parte I y Parte II) .
Y después de pesarme esta mañana puedo decir que es increíble lo que nos llegan a afectar las emociones y el poder que tiene nuestra mente. He adelgazado 900 gr! Casi un kilo! gracias a solucionar mi adicción!

Llevo dos días que me veo incapaz de terminarme el desayuno. Ahora soy la persona que se deja un último bocado, ese tipo de personas que solían darme rabia porque mi mente adictiva no podía entenderlo. Y, como es la vida, ahora soy una de ellas!

Ahora se que voy por el camino correcto, que puedo perder peso sin el miedo a pensar que tarde o temprano lo volveré a ganar y con creces.

Esta mañana lo hablaba con una amiga, es curioso como al deshacerte de una adicción tienes una mezcla de sentimientos, por un lado te sientes libre, es como si te hubieran abierto una puerta y te dijeran "Puedes ir a donde tu quieras", y es emocionante, te sientes libre, capaz de todo, dispuesto a abrir tus alas y lanzarte a todo! Pero por otro lado te has deshecho de tu adicción, de tu zona de confort en la que, aunque te estuviera perjudicando, te has refugiado durante tantos años, y te sientes perdida, desconcertada. "Puedes ir a donde tu quieras". Y las posibilidades te parecen tan infinitas que te abruma un poco. Es como aprender a caminar y por fin soltarte de la mano de tus padres, de esa mesa o sofá que te ayudaban a moverte por el comedor.

"Puedes ir donde quieras"... Puedo ir donde quiera. Esto promete!

Continuara...

Un abrazo,

Anna, xo

El lunes pasado escondí la bascula para no caer en la tentación de pesarme más de una vez por semana. Y la escondí tan bien que esta mañana ...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más