Niños mariposa

20:48:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Para entrar y salir de la guardería de mi hijo tienes que pasar por la recepción de un centro donde hacen actividades para bebés y donde están las comadronas visitando a pacientes. La recepción es grande y tienen cada día diferentes recepcionistas. Dos de ellas nunca saludan ni devuelven el saludo, pero yo, que soy tozuda, siempre saludo con la esperanza que algún día me responderán.
Hoy al salir, estaba la recepcionista gruñona,  un par de padres y un niño de unos 3 años. He dicho adiós, sin esperar respuesta.  Y así ha sido. Hasta pasados 5 segundos, cuando yo ya estaba casi en la puerta que el niño pequeño se ha puesto en mitad del pasillo y me ha gritado, agitando la mano, " adiós! ". Nos hemos reído todos. Emocionada le he dado las gracias.
Imagino que los adultos nos hemos dado cuenta de lo absurdos que somos. Que un saludo no cuesta nada y hace mucho. 
En cuanto al niño, se ha sorprendido. Como diciendo " es lo más normal, no? Me saludan, pues contesto". Aunque quizá a pensado " pobre chavala, voy a contestarla para que no llore" ja ja
Bromas a parte, un gesto tan cotidiano se ha perdido mucho. ¿En que momento nos hemos olvidado de lo otros? ¿Qué nos cuesta saludar? ¿Despedirnos?
El mundo está como esta. No lo empeoremos más.
Es como el efecto mariposa,  que el aleteo de una mariposa puede causar un efecto en la otra parte del mundo.
Seamos esa mariposa. Cambiemos el mundo con pequeños gestos.
Buenos días,  buenas tardes, buenas noches :-)
Un abrazo,
Anna

Para entrar y salir de la guardería de mi hijo tienes que pasar por la recepción de un centro donde hacen actividades para bebés y donde es...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más