Cumplir años sin ansiedad

20:37:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Para mi cumplir 18 años fue traumático,  la gente normal no puede esperar a cumplirlos, pero es que yo no soy normal ;-p
De hecho pensaba que mi edad ideal sería cuando llegara a la treintena. Independencia del nido familiar, las cosas más claras, una casa que poder organizar a mi gusto,... y no iba desencaminada. A mi, la treintena, me gusta mucho. Este fin de semana he podido vivirlo junto con amigos de toda la vida, algunos nos conocemos desde los 3 añitos!, he bailado en medio del restaurante al son de una trompeta que entonaba cumpleaños feliz, lo he celebrado con mi madre (ya que al vivir en UK no siempre he podido) y he tenido la oportunidad de ir al teatro a ver al gran Alejandro Jodorowsky (si no lo conocéis buscarlo en Google, sus libros están muy bien!) Con inmejorable compañía, una amiga con la que acabé llorando literalmente de risa.

Ayer domingo cumplí 33 años, la edad de Cristo! Hacía un sol radiante y me senté en un taburete de los pitufos de mi hijo en la pequeña terraza con un té en una taza muy especial, para mi, que me había regalado mi amiga.
Total, que empecé a leer los mensajes y felicitaciones de las seguidoras del blog y de familia y amigos y me emocioné. En esos instantes sentí tanto amor, que a pesar de sonar como una panoli,  me cayeron unas lágrimas de felicidad. Así que me puse mística, miré al cielo y pedí al universo mucha luz para todos. Espero que os llegara ;-p
Ya es verdad que no hay mejor sentimiento en el mundo que amar y ser amado.

He notado una gran diferencia de un año a otro. Sobre todo en el tema de la ansiedad y de controlar a la hora de comer.  Pero de una forma gradual.
El sábado no me agobié con las raciones y no pude terminar el pastel de cumpleaños dejándome más de la mitad. Sin problemas, sin tensión interior y sin remordimientos! Y por la noche no pasé por la cocina pero tampoco me supuso mucho esfuerzo. Otros años, la propia ansiedad de no haberme terminado el pastel hubiera provocado una catástrofe en la cocina por la noche.
Y domingo otro tanto de lo mismo.
De hecho hace tanto que ya no me pego atracones que ni recuerdo cuando fue el último! Y eso es fantástico!

He pasado de comer a escondidas, a lo bestia, haciendo mezclas imposibles que hasta el mismísimo Ferran Adriá se escandalizaria (o no!), a saber identificar de donde me viene la ansiedad, a compensar excesos e incluso a empezar a cocinar!

A veces el objetivo es tan grande que no nos atrevemos a abordarlo. Otras veces pensamos que una atracón de más o de menos no cambiará nada. Pero creedme que cada paso que damos, es el principio de un cambio.

Os dejo con una pequeña historia que contó el señor Jodorowsky: "Una montaña tapaba una aldea y no dejaba pasar el sol. Un anciano, harto de que todos crecieran raquíticos por la falta de sol, cogió una cucharita de porcelana y se decidió a ir a la montaña. Un vecino de la aldea se rió de él pero el anciano contesto que alguien debía empezar"

Y tu? Pregúntate:

1- ¿estoy a gusto conmigo misma?
2- ¿quiero cambiar?
3- ¿que necesito para dar el paso?

Como dijo ayer el gran Jodorowsky: "os acabo de dar la cucharita de porcelana" ;-)

Un abrazo muy pero que muy fuerte. Muchas gracias por todas vuestras palabras, ni os imagináis lo que han significado para mi!

Un beso,

Anna, xo

Para mi cumplir 18 años fue traumático,  la gente normal no puede esperar a cumplirlos, pero es que yo no soy normal ;-p De hecho pensaba q...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más