Diferencias irreconciliables con el gimnasio

21:32:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Hace mucho tiempo,  por no decir un par de años,  que cada vez que iba al gimnasio me sentía fatal físicamente. Al salir me sentía mareada y como si alguien me absorbiera toda la energía poco a poco pero sin parar, la misma sensación que cuando te sacan sangre pero en energía y a grandes cantidades. Y cada vez iba a peor y encima me hinchaba y no conseguía perder peso.
Y dándole vueltas me he dado cuenta que a mi las emociones siempre me han afectado mucho.
Soy como el pez globo,  que cómo mecanismo de defensa se hincha, pues yo igual. Si tengo una discusión me hincho,  si alguien no me cae bien me hincho,  si hago algo que no está acorde a mis principios o a mi cuerpo me vuelvo a hinchar.  Siempre.
Así que le di vueltas a la situación y me di cuenta que ir al gimnasio va en contra de mi propia voluntad.  Voy por obligación,  porque se supone que debo ir, porque mi marido me lo pregunta cada día.  Pero la verdad es que odio ir. Lo detesto. Sólo entrar ya estoy mirando el reloj, voy contando las máquinas que me quedan para terminar el circuito y no lo disfruto.
Gracias al reloj pulsar me doy cuenta que incluso quemo más calorías andando,  que me gusta más,  que estando en el gimnasio.
Como este año es para mi un proceso de cambio, donde quiero trabajar acorde a mi cuerpo y mis emociones, he decidido dejar el gimnasio e incrementar el caminar.
Dejar de lado lo que no me acerque a mi objetivo e incrementar lo que si me acerque.
Y a ti, Qué es lo que te hincha? Te acerca a tu objetivo?
Un abrazo,
Anna, xo

Hace mucho tiempo,  por no decir un par de años,  que cada vez que iba al gimnasio me sentía fatal físicamente. Al salir me sentía mareada ...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más