Enajenación mental

8:45:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Cuando vas a probarte ropa y te queda bien, pueden pasar dos cosas:
1) Qué decidas portarte bien con la comida porque te sientes bien contigo misma.
2) Qué como la ropa te queda bien, gritas "barra libre!".
En mi caso es una mezcla de 5 minutos de número 1 seguido por gritos de guerra del número 2.
Y Como buena compulsiva no puedo parar y me dura días hasta que decido volver a probarme lo que me quedaba tan bien y me da un patatús.
En ese instante entro en una especie de campaña electoral,  lleno de promesas vacías que yo misma se que no podré cumplir. Y me pregunto cuando va a terminar todo esto. Cuando seré capaz de tomar las riendas de mi cuerpo y mente.
Ayer estaba en un estado de enajenación mental donde sólo pensaba en comida. En un estado donde, si hubiera matado a alguien, el juez me hubiera exculpado porque no sabia lo que me hacia. Enajenación total.
Y a todo esto mi marido cada día tiene más tableta de chocolate en el torso, mira lo que come y escanea todos los envases  en la app my fitness pal.
Cada loco con su tema. Cada compulsivo con su adicción.
Porque cuidarse en exceso también es una adicción,  un estado que controla tu vida. Una enajenación mental.
Aunque le cambiaba la locura sin pensármelo que no me iría nada mal!

Cuando vas a probarte ropa y te queda bien, pueden pasar dos cosas: 1) Qué decidas portarte bien con la comida porque te sientes bien con...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más