Tallas grandes

15:19:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

No se si recordáis cuando el diseñador de moda,  Karl Lagerfeld, engordó un montón, tanto que sólo podía llevar túnicas. 

Cuando adelgazó,  entre otras cosas, dijo que:


A ) Para poder adelgazar debes excluirte de tu vida social.

B) Que nunca diseñará ropa para gordos ( pam! ).

Evidentemente y sin apenas pensar dije "vaya gili*&£%, engreído,  idiota..." etc etc peeeeero... (siempre que se habla sin pensar le sigue un enorme y largo "pero") luego me puse a analizar lo que dijo y me di cuenta que tenia razón porque:

A) Esta semana apenas he podido seguir la dieta porque entre salidas y comidas con amigos ha sido imposible.  Que si, que es muy bonito decir que debemos aprender a controlarnos pero no es fácil y menos cuando eres comedora compulsiva. 
Mientras estas en este periodo de tiempo donde tu cuerpo necesita una transformación radical deberíamos hibernar, pero no como los osos del plan "me tumbo a la bartola y ya nos veremos en primavera", no, asi no, sino alejarnos para centrarnos en nosotros, en nuestra alimentación y en nuestro ejercicio.  Y si hacemos actos sociales al menos que no sean para comer.


B) Estar gordo es horrible. Ya se que es muy feo decirlo pero es la verdad. Ya se que debemos sentirnos cómodos en nuestra piel y bla bla bla pero honestamente, no es piel, es grasa. Y nadie puede estar cómodo entre la grasa. 
Que durante el proceso de adelgazamiento queramos sentirnos mejor y arreglarnos? Por supuesto. Lo apoyo y admiro. Pero de aquí a vivir la falsa ilusión de que estar gordo es algo bueno no.

Os habéis fijado en la ropa de tallas grande? No es ropa? Son sacos. Los diseñadores o patronistas aún no han dado con la fórmula para vestir a gente amplia. No se porque tienen la manía de hacer la ropa más larga en vez de más ancha. Y sin forma alguna. Señores diseñadores de tallas grandes: estoy gorda pero tengo unas curvas de morirse. Así que por favor hagan ropa para poder sentirse bien. Estoy harta de verme como un saco de patatas!
Hace unos meses, a traves de una agencia de modelos de tallas grandes, me llamaron para ir a los talleres de Mango para probar ropa de su colección de tallas grandes Violeta. Tenían cosas bonitas y que entraban pero o de un lado me faltaba o de otro me sobraba. Y me descartaron porque no daba con la media que habían hecho de la población. La responsable comentaba desesperada que no encontraban a nadie con las tallas exactas. Normal. No somos un porcentaje de números.  Somos personas normales con cuerpo de mujer.
Es algo que en España parece ser que no entienden. Gracias a Dios en el Reino Unido,  las tallas son tallas. Una 46 es una 46 y no una 42. Si no entras en la talla que te toca es porque has engordado y punto. En España,  yo al menos, cada vez que he de comprarme ropa, me deprimo.


Es por eso que decidí dejar de entrar en tiendas o secciones de ropa de tallas grandes.  Voy a una tienda normal, si no me entra algo no se compra y punto. Así me obligo a perder peso. Porque sino, si me voy a las tiendas de tallas grandes y se que tengo más opciones que perder peso iré de cabeza a la opción más fácil que es ponerme una talla más.  Y allí señores es donde se pierde la batalla.

Y yo nunca me doy por vencida ;-P

Un abrazo, xo

No se si recordáis cuando el diseñador de moda,  Karl Lagerfeld, engordó un montón, tanto que sólo podía llevar túnicas.  Cuando adel...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más