Terapias y demás

21:29:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Ya de por sí soy de darle mucho a la cabeza y auto-analizarme, y sí, es agotador. Pero a veces me ayuda a entender cosas, como lo de la adicción a la comida. Intento averiguar porque y de donde me viene. Siempre he pensado que me venia de mis padres porque en mi casa siempre se ha vivido con estres, con horarios diferentes a la gente normal por temas laborales, etc.
Con el tiempo he aprendido a dejar ir y perdonar, no culpar a mis padres de mi problema. Primero porque nosotros mismos somos los únicos responsables de nuestra situación y segundo porque lo hicieron lo mejor que pudieron. Tal y como yo creo que lo que hago con mi hijo es lo mejor que puedo y seguramente cuando él sea mayor me dirá "ostras mama, eso lo podrías haber hecho mejor o diferente..." en fin, la vida entera es un proceso de aprendizaje, no importa la edad que tengas.

Dicho esto, asistí una vez a una sesión de Tapping (clica en el enlace para saber más sobre la técnica). A través de ella descubrí que para mí, comer (cuando digo comer quiero decir pegarme los atracones padre) representaba la familia. 
Nuestra familia a pesar de estar unida se veía poco por cuestiones geográficas y laborales, así que cuando nos reuníamos para mi era como una fiesta, motivo de alegría, de compartir, de risas, de emociones. Y a través de mis atracones recibía la misma euforia que cuando nos reuníamos todos. Fue muy curioso descubrir eso la verdad. 
Claro esta que la ansiedad te viene por muchos lados pero este para mi era el prinicpal. ¿Qué estoy triste? como. ¿Qué estoy aburrida? como. ¿Qué estoy feliz? como. ¿Qué hay que celebrar algo? Pues comemos. Todo giraba alrededor de la comida. 
Por eso la primera vez que me pegué un atracón delante de mi hijo me cayó el alma al suelo. Me miró sorprendido viéndome mojar a toda mecha palitos de pan con queso fundido y allí me di cuenta que no debía cometer el mismo error. Al menos no pasaría esa ansiedad a mi hijo, era mi problema no el suyo. Recogí todo y me lo llevé a la cocina. Ya me metería de todo después. Cuando se durmiera. 

Estoy contenta que pude parar y controlar eso y que desde que hemos empezado el año llevo control de la situación. 
Como dice mi marido "Si tienes un problema y te lamentas una vez, no pasa nada, pero si sigues lamentandote y no haces nada entonces eres idiota". He sido idiota durante demasiados años "Mira como estoy, no me entra nada, que horror,..." y así un sin vivir de revolcarme en el barro a cual cerdo. Pero se acabo. Se terminó el hacer el idiota.

¿Y tu, ya sabes de donde te viene la ansiedad?

Un abrazo :-)

Ya de por sí soy de darle mucho a la cabeza y auto-analizarme, y sí, es agotador. Pero a veces me ayuda a entender cosas, como lo de la adi...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más