Basta ya!

21:28:00 Mama con kg de mas 0 Comentarios

Hoy me siento un poco desbordada. Sobrepasada por tener que hacerlo todo. Reconozco que me gusta tener la sarten por el mango y que prefiero hacer las cosas yo, pero de allí a que tooooodo dependa de mi ya no.
La incompetencia de los demás me molesta mucho. Sobretodo si cobran y sobretodo si lo que tienen que hacer lo puedes hacer tu. Quiero decir, si yo puedo hacer algo, que no me considero nada del otro mundo, porque los otros no pueden? En esos instantes siento que me toman el pelo y me frustro.

No me importa nada organizar las cosas porque me gusta hacerlo, pero cuando me ponen pega tras pega y encima me añaden más problemas a la ecuación me desespero y es cuando me entra la ansiedad.

Pero en fin que no os aburriré con todo lo que ha pasado hoy porque parecía que el día no terminaba. Y para que fuera más "divertido", mi hijo, que es muy bueno pobrecillo, ha decidido concentrar todos sus malos actos de la semana en una hora, mientras me duchaba me cambiaba constantemente el grifo del agua de frío a caliente mientras mi perra miraba asombrada, estar en el baño con audiencia es un coñ*!%$. 
Y mientras preparaba la cena mi hijo a pensado que me encantaría ver todo el jarabe de la tos esparcido por el sofá, el suelo y su pijama. Lo he tenido que volver a bañar porque no veas como se pega el jarabe. Pero que llevan? en unos segundos no lo podía ni sacar del suelo.
Y para que no me aburriera, cuando el niño ya casi estaba a punto de dormirse mi marido me llama diciendo que ha perdido la tarjeta del teléfono y que por favor llamara yo para cancelarla, evidentemente el niño se ha despertado y queria fiesta.

Y con todo este huracán de sucesos, y quemada que ya venía yo de todo el día, me ha empezado a entrar la ansiedad. Y lo primero que he pensado ha sido "En cuanto se vuelva a dormir abro esa caja de bombones que sobró de navidad y me la zampo toda! una detrás de otra!".
Peeeero gracias a seguir escribiendo este blog cada día me he dicho a mi misma ¿Para qué? Controla tu ansiedad. Pero la ansiedad parecía que iba a salirme por el pecho como en la película Alien! Así que he pensado que si abría esa caja de bombones me los terminaría, por lo tanto mejor no abrirla, y que si iba a pecar que almenos fuera algo menos calorico. 
Al final me he hecho un té y he llenado un vasito con cereales integrales y he ido picando porque me sentía como una olla exprés. O picoteaba algo o reventaba! Pero reventar a lo bestia como cuando la olla peta y se te quedan los garbanzos enganchados en el techo, y pasan los años y siempre ves esas manchitas redondas en el techo y dices ¿Que coñ*$% pasó aqui? Pues así, así estaba yo jaja

En fin, siempre hay que sacar algo bueno del día, la lección que he aprendido hoy es que debo aprender a controlar o a manejar estos ataques de ansiedad cuando me siento desbordada. O bien a través de delegar el trabajo o de hacer respiraciones o contar hasta 100. Pero que no me vuelva a superar. 
De momento estoy aprendiendo a hacer decisiones, cambios entre pecados infernales (como la caja entera de bombones de dos pisos) y pecados pequeños a lo mentira piadosa (como los cereales integrales).

Que no decaiga el ánimo. Estamos aprendiendo.

Un abrazo
:-)

Hoy me siento un poco desbordada. Sobrepasada por tener que hacerlo todo. Reconozco que me gusta tener la sarten por el mango y que prefier...

0 comentarios:

Libro de recetas Mamá con kilos de más